La calistenia es un método de entrenamiento que se basa en el uso del peso corporal como resistencia. Aquí tienes una lista de ejercicios de calistenia que puedes incorporar en tu rutina de entrenamiento:

1. Flexiones (Push-Ups): Fortalecen los músculos del pecho, hombros y tríceps.

2. Dominadas (Pull-Ups/Chin-Ups): Trabajan la espalda, los bíceps y los antebrazos.

3. Fondos en paralelas (Dips): Excelentes para tríceps y pecho.

4. Sentadillas (Squats): Trabajan las piernas, glúteos y la parte inferior del cuerpo.

5. Zancadas (Lunges): Mejoran la fuerza de las piernas y la estabilidad.

6. Plancha (Plank): Fortalece el núcleo y mejora la estabilidad del tronco.

7. Mountain Climbers: Ejercicio cardiovascular que también fortalece el núcleo.

8. Puentes (Bridges): Trabajan glúteos, isquiotibiales y la parte inferior de la espalda.

9. Flexiones de tríceps (Tricep Dips): Se centran en el desarrollo de los tríceps.

10. Flexiones diamante (Diamond Push-Ups): Un tipo de flexión que trabaja más los tríceps.

11. Flexiones declinadas (Decline Push-Ups): Mayor énfasis en la parte superior del pecho.

12. Flexiones en pared (Wall Push-Ups): Una variante más ligera para principiantes.

13. Toallas o anillas (Towel or Ring Rows): Trabajan la espalda y bíceps.

14. Levantamiento de rodillas (Knee Raises): Ejercicio para los abdominales.

15. Elevaciones de piernas (Leg Raises): Desarrollan los músculos abdominales inferiores.

16. Handstand Push-Ups: Flexiones en posición vertical, excelentes para hombros y tríceps.

17. Muscle-Ups: Combinan dominadas y fondos en paralelas, trabajando múltiples grupos musculares.

18. Flexiones isométricas (Isometric Push-Ups): Mantener una posición intermedia en la flexión.

19. Plancha lateral (Side Plank): Fortalece los oblicuos y la estabilidad lateral del tronco.

20. Hollow Body Hold: Trabaja los músculos abdominales y mejora la postura.

Estos son solo algunos ejemplos de ejercicios de calistenia. Puedes combinarlos y adaptarlos a tu nivel de condición física. Además, la progresión es clave en la calistenia, por lo que puedes hacer los ejercicios más desafiantes a medida que te vuelvas más fuerte y resistente. Recuerda realizar un calentamiento adecuado antes de comenzar y consultar a un profesional si eres principiante o tienes alguna preocupación de salud.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente