Tener un perro bien educado es una de las mejores inversiones que puedes hacer como dueño de una mascota. No solo mejora la convivencia en el hogar, sino que también fortalece el vínculo entre tú y tu fiel compañero. 

¿Te gustaría convertirte en un profesional en la educación canina? En este artículo, te presentaremos los 7 comandos básicos que todo perro debe aprender para ser educado y obediente. ¡Prepárate para descubrir las comandos fundamentales que te permitirán educar a tu perro como un verdadero experto!

1. Sentado (Sit): El comando "sentado" es uno de los más básicos y útiles. Enseñar a tu perro a sentarse le proporciona una base sólida para aprender otros comandos y ayuda a controlar su impulso. Utiliza una golosina como incentivo y, suavemente, presiona su parte trasera hacia abajo mientras dices "sentado". Repite el proceso varias veces hasta que tu perro lo haga sin necesidad de ayuda.

2. Quieto (Stay): El comando "quieto" es esencial para mantener a tu perro en su lugar, evitando que se precipite hacia la puerta o se acerque a situaciones peligrosas. Empieza con tu perro sentado o acostado, coloca tu mano en señal de "alto" y di "quieto". Da un paso hacia atrás y, si tu perro se queda en su lugar, recompénsalo. Aumenta gradualmente la distancia y el tiempo que debe permanecer quieto.

3. Ven (Come): El comando "ven" es crucial para llamar a tu perro y asegurarte de que regrese a tu lado en cualquier situación. Comienza en un entorno tranquilo y sin distracciones. Llama a tu perro por su nombre seguido de "ven" y, cuando se acerque, elógialo y recompénsalo con una golosina. A medida que avances, practica en lugares más desafiantes y refuerza positivamente su respuesta.

4. Abajo (Down): El comando "abajo" es útil para mantener a tu perro tranquilo en ciertas situaciones o lugares. Empieza con tu perro sentado, sostén una golosina en tu mano y bájala lentamente al suelo. A medida que tu perro siga la golosina con la nariz, muévela hacia adelante, lo que hará que se acueste. Di "abajo" y recompénsalo cuando esté completamente acostado.

5. Deja (Leave it): El comando "deja" es esencial para evitar que tu perro tome objetos peligrosos o indeseables. Coloca una golosina en tu mano cerrada y preséntala a tu perro. Cuando intente tomarla, di "deja" y espera hasta que se detenga. Cuando tu perro se aleje de la golosina, felicítalo y ofrécele una recompensa alternativa.

6. Junto (Heel): El comando "junto" enseña a tu perro a caminar a tu lado sin jalar de la correa. Empieza caminando con tu perro a tu izquierda y di "junto". Mantén una golosina junto a tu pierna y camina hacia adelante. Si tu perro se mantiene a tu lado, felicítalo y recompénsalo. Si se adelanta, cambia de dirección y repite el proceso.

7. ¡Siéntate y da la pata! (Shake): Este comando es un favorito para interactuar y mostrar destreza con tu perro. Empieza con tu perro sentado y di "siéntate". Luego, toma su pata y di "da la pata". Al hacerlo, felicítalo y ofrécele una recompensa. Repite el ejercicio hasta que tu perro dé la pata con facilidad.

Dominar estos 7 comandos básicos es clave para educar a tu perro como un profesional. Recuerda que la consistencia, el refuerzo positivo y la paciencia son fundamentales en el proceso de enseñanza. A medida que trabajas en la educación de tu perro, fortalecerás el vínculo y la comunicación entre ambos. 

¡No te desanimes si encuentras obstáculos en el camino! Con práctica y perseverancia, tu perro se convertirá en un compañero obediente y feliz. ¡Empieza hoy mismo y disfruta de una relación equilibrada con tu leal amigo canino!

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente